Así descubrí el poder de un generador eléctrico

Había oído hablar mucho de los generadores eléctricos, de hecho, una amiga cercana se había comprado uno en http://generadoreselectricos.com, así que estaba muy al tanto de todo. No obstante, no había decidido comprarme uno porque no lo creía del todo necesario. Sin embargo, el destino se encargó de demostrarme lo contrario.

Todo pasó un día en el que había organizado una fiesta en mi casa con mis amigos, pues hacía tiempo que no me reunía con ellos. Ese día lo tenía todo planeado, había comprado muchas cosas de comer y beber, tenía buena música, en fin, todo estaba perfecto. A eso de las seis empezaron a llegar mis amigos y una hora después la reunión estaba animadísima. Bueno, ese fue el momento en que la corriente se fue. Pensé que sería una cosa de pocos segundos, pero cuando había pasado media hora y no había regresado, llamé para preguntar. Me informaron que cerca de mi casa se había caído un árbol y había destruido parte del tendido eléctrico, por tanto, demoraría par de horas más la falta de suministro. Ese fue el momento en el que me acordé de mi amiga y su generador. Al día siguiente compré uno.